2016 08 15 Hoy es día de encierros no de entierros

2016 08 15

Hoy es día de encierros no de entierros. Hoy es día de vermut largo y sobremesa larga. No he podido por más que aparcar mis “deberes” y posponer un día más las metas que al final alcanzaré.

Hoy me he levantado a las 6 de la mañana para ir a correr a Manlleu (localidad pegada a Vic, Barcelona) una cursa de 5 kilómetros.

Al llegar y ver las calles desangeladas, sin una puñetera colilla en el suelo, con el escenario de la plaza “mayor” preparado para acoger una boda de curas sin sexo, al preguntar a uno de los que llevan esos artefactos de limpieza (coche eléctrico con escobillas) por la cursa y no tener ni idea y seguir a su labor… me he dado un paseo, he hecho unas fotos y mi nivel competitivo (ya bajo de por sí) ha bajado a límites por debajo del umbral requerido para darlo todo en 5 putos kilómetros.

Me he tomado un café en el único sitio abierto, he visto tranquilamente el oro de Bolt y me ha dado por pensar en que probablemente a esas horas la plaza Mayor de Villalpando, igualmente en fiestas estaría igualito que esta.

Lo siento, pero el caos es necesario en la vida. Sin villanos no habría superhéroes, sin guerras no apreciaríamos la paz, sin odio no encontraríamos placer en el amor.

Pero vamos, que no me quiero ir por las ramas. Al bajar por las escaleras que daban a la plaza he visto a tres runners que me han mirado, no me han saludado y si ya tenía alguna duda de si quedarme o no; han sido el empujón necesario para salir pitando de allí.

He aparcado en Castelldefels, me he tomado el café mientras hablaba por whatsapp y me fumaba un cigarrillo y nada. He decidido por unanimidad volver a casa, desayunar bien y siesta después de desayunar, algo que dice uno de mis ídolos en una de sus canciones y me sienta estupendamente.

Ahora, a una hora prudencial para ser 15 de Agosto, me he levantado, he vuelto a desayunar en modo brunch y poco más hasta la hora de la siesta.

Decir que tengo planificado hasta el milímetro agosto, septiembre y octubre. Decir que a partir de hoy por la tarde no valen excusas, ni dolores de muelas, de articulaciones, de codos de tenista… Ni vagancias, ni tabacos, ni mil horas de trabajo. Toca lo que toca porque lo he elegido yo y me encanta.

Objetivo: ninguno en particular. Sé que no quiero bajar de peso, sé que quiero mantener mi tono muscular, sé que quiero correr la Media Maratón de Valladolid por ver a mis ídolos (Germanes, Ignacitos, Urbones y Gabis), sé que quiero correr la Behobia por algo parecido, sé que me he apuntado a un mini Duatlón para quitarme el miedo escénico, sé que tengo que buscar una piscina cubierta YA para no hacer el ridículo, sé que quiero seguir conociendo Barcelona kilómetro a kilómetro, sé que puedo modificar mis planes adaptándome (espero) a mis nuevos acompañantes de fatigas, sé que no quiero seguir comiendo fatal, sé que necesito un dentista y sé que me va a venir estupendamente seguir el plan establecido.

Quizás mi verdadero objetivo es que se sienta orgullosa mi mamá y mi hermana (por supuesto mi padre también, pero ya se sabe el complejo de Edipo y demás) y lo que lleva esto intrínseco, es que yo me sienta orgulloso de mi mismo.

Poco más que añadir. Lo dicho, llevo 39 años castigándome de todas las maneras conocidas y por conocer un día como hoy. Hoy ha sido diferente, estoy a 800 kilómetros del paraiso, demasiado lejos para alcanzarlo en un día corriendo; lo que me ha pasado es lo menos malo que podía ocurrirme.

Viva San Roque, viva Villamayor de Campos y viva la madre que me pario!!!

Hasta mañana brothers!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s