2016 11 30 Hoy es un instante privilegiado en un lugar común

2016 11 30
Hoy es un instante privilegiado en un lugar común.
Al final, creo que en eso consiste; sobre todo para los pobres como yo que nos movemos poco. Debe consistir en guardar en jarrones de cristal grueso cualquier luz que deslumbre ante la oscura y recia apatía de la rutina.
Hoy en un paseo sin fin, un otoño parecido a las estampas japonesas, se ha dejado ver en el Canal de Castilla a la altura del barrio de la Victoria. En silencio lo he gritado y sin más se ha quedado tatuado como el recuerdo más bonito en mis últimas horas.
Y en eso debe consistir. Luego está el vago poeta que albergo en mi decrépita cárcel de huesos, que quiere en este momento hacer de ese momento un momento perenne.
Pero no se puede.
La galaxia que es internet lo engullirá en breves instantes en uno de sus ordenadores gigantes donde se acumula, lo mismo lingotes de oro que cacas de la vaca…
Cruel, pero sincero.
Tan sincero como sentirme privilegiado por haber vivido ese instante y poder plasmarlo en un soneto venido a menos, en unos renglones que en un futuro no muy lejano me acercarán al primer paseo otoñal de la temporada post-catalana y quizás el primer paseo del resto de mi vida.
Porque estoy cansado de viajar, prefiero los lugares comunes con sus privilegiados instantes.
Prefiero gritar en silencio y que al instante ese grito tengo eco en mi acompañante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s