No me digas que no

No me digas que no.jpg

 

No me digas que no, es para alterarse, delicarse y volver a descolocar…

Día a día, cada segundo, de principio a fin; lleno de ella. Lleno de ti.

Sin concesiones, su ternura me invade, su sonrisa me calma, sus tristezas me aturullan la cabeza, sus preocupaciones las mimetizo y absorbo como mías…

¿Un respiro, para qué? Tiempo habrá de aburrirse colgando el tendal y fregando platos como todo hijo de vecino… oler bien, saber bien, ponerse guapo e ir a trabajar…

Saborear el tormento cantando mantras al Universo, mientras hacemos las cosas bien.

Seguro que en cualquier momento, los astros se alinearan, seguro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s