2017 01 25 Gloria Fuertes fue quizás el comienzo de todo

2017 01 25

Gloria Fuertes fue quizás el comienzo de todo. De todo lo mío digo. Recuerdo entre la bruma espesa de mis recuerdos un día en que mi padre me acercó a una librería de la Plaza Fuente de Dorada de Valladolid. Ahora no existe la librería. Quizás no fue allí. Tampoco recuerdo su voz, debía de ser muy pequeño, el caso es que mi padre y yo la conocimos, me firmo un libro y se quedó.

Mañana investigo (pregunto a mi padre) para verificar mi recuerdo.

Algo allí pasó. De pequeño, como casi todos, era muy rico. Me supongo, más que recordar; fácil de sorprender y sonriente. Lo que viene a ser la definición de niño por antonomasia. Si a eso le añades tener un padre y una madre enamorados (de mí) y aquellos años florecientes y “fáciles” de los 80; supongo que el resultado soy yo con casi 40.

De las palabras contundentes y esperanzadas de Gloria a las palabras que asolan cada hogar español ahora… no sé cómo escribirlo fino. Supongo que el contraste es tan grande que mejor para Gloria no estar en estos siglos por aquí. Volvería su encanto por el suicidio, seguro.

Quizás me asemeje algo a Gloria, no escribo igual, no sé llegar ni a niños ni a mayores. Mis extremos me ahogan y mis maneras desencantan ante el mutismo y la ceguera de este siglo. Pero creo que tenemos una cosa en común, mi voz acojona. Aunque a los niños no. Mis palabras abruptas (tacos) acojonan al personal, cuando sólo busco el pellizco para reaccionar. Yo procuro estar al margen. Soy como todos los poetas: pobre pero muy querido por unos pocos queridos y queridas. No soy lesbiana o sí. El último disco que compré tenía bastante de lesbiano y mucho más de poeta.

Hace 100 años de tu nacimiento y 40 del mío. Mucho tiempo, quizás demasiado para ser gemelos, quizás no tanto para ser afines al suicidio, menos aún para ser pacifista a ultranza.

Me he venido arriba y me he equiparado con ella. Te pido disculpas allá donde estés.

Hace un momento me dio por buscar en San Google “actualidad cultural” y girando un poco el rodillo del ratón, te encontré. Dichoso yo que tengo un recuerdo, aunque sea borroso de tu presencia en mi vida. Dichoso yo, que pienso que es uno de los momentos más apasionantes de mi vida junto, he de decir; la visita de Mario Benedetti a la UVA.

Dichoso yo, que entre poemas me he ido haciendo un “hombre”. Dichoso yo, que no entendía los de Gala y me quedé con los tuyos. Sencillos, directos, fáciles de entender para el que tiene ojos limpios y puros. Una pamplina más para el occidental del siglo XXI.

Gracias por haber aparecido, quizás; cuando no sabía casi ni leer. Gracias papá por llevarme a verla. Gracias a San Google por hoy encontrarte, seguro que duermo a pierna suelta gracias a tu arte.

 

 

6 comentarios en “2017 01 25 Gloria Fuertes fue quizás el comienzo de todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s