Cruel sería para mí

Cruel sería para mí

aferrarme a los recuerdos

y no vivir, ni sentir

las eternas aventuras

que comenzaron un día de abril

en una noche cerrada

con una vela encendida

que a lo lejos me gritaba;

¡Echa las riendas aquí!;

suplicando y tendiendo una tela

infranqueable

como si de allí no pudiese salir.

mas no fue una mala trampa

pues aún sigo envenenado,

atrapado, adormilado,

arropado en sus paredes…

Enamorado.

 

13 de diciembre de 1996

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s