He pedido tener ganas de verte

2017 02 05

He pedido tener ganas de verte
y lo que único que se te ocurre
es colapsarme la batería del móvil.

Otras veces, todo lo que has sugerido
estaba pasando mientras sollozaban…
otros tiempos…

Bebía chupitos en la madrugada,
me colgaba de otro cuello
o reía a carcajadas en otra ciudad.

Ahora que me acuesto pronto,
leo relatos de quinceañeros
y ojeo videos de adultos con subtítulos;
me recuerdan lo que otra hora fui…

¡Un pendejo!

Pero lo siento, ahora soy más simple,
ahora la sombra de bohemio
se dibuja sin sombrero…
El chándal es mi nuevo disfraz
y mi edad me impide abordar la noche.

Ahora no busco colarme en las bodas,
ni siquiera sé cuáles son los bares de moda…

Ahora no busco más que encontrarme a gusto,
ilusionarme por ver las sonrisas de otros
y por favor, no amargar a nadie;
dios me libre de intoxicar un ambiente.
Mejor largarme, abandonar y silenciarme.

Aunque a veces desaparecer
sea más difícil que una sonrisa bondadosa,
igual mentirnos sea la solución,
por ser la más utilizada en estos tiempos…

Pero no va conmigo, el tiempo es oro
y los cuatro días que me quedan;
dios me libre de intoxicar un ambiente.
Mejor largarme, abandonar y silenciarme…

Es un mantra que aprendí… de ti…
aunque yo no quiero utilizarlo
sin razonar..

 

2 comentarios en “He pedido tener ganas de verte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s