Igual de confortable

Igual de confortable,

igual de bonita

la luna sin su sirena…

 

Fuera de toda duda

se encuentran las diferencias

entre la noche y el día,

entre el negro y el rosa,

entre el niño y el hombre…

 

Más que nunca

echo de menos tu cara,

tu silencio tierno

que acalla mi volcán,

más que nunca

hago del momento

una vida entera,

hago de tres noches

el preludio

de un amor eterno…

 

Cántame una canción

al oído

y te escribo siete versos

que acunen tu morriña

que hagan de este

pobre mortal

el protagonista de tus sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s